The birth of the Deep In Love collection

El nacimiento de la colección Deep in Love

Anillos que dicen más que mil palabras. La colección Deep in Love es el mayor homenaje que se le puede dar a una firma que apuesta por el amor verdadero: hacia nuestros seres queridos y nuestro planeta.

La inspiración y el tiempo tras el diseño

Nuestros expertos en el sector del lujo unieron sus capacidades creativas para rendirle homenaje de la forma más bella posible al universo David Locco. Así como la colección Alma representa el logo de la firma en su estado puro y la colección Baobab homenajea a la propia flor de baobab (uno de los mayores puntos de inspiración de nuestra tarea sostenible), Deep in Love busca reunir la pureza de la flor y de nuestra misión en seis anillos únicos.

Lo que diferencia a esta colección de todas las demás (tanto en nuestra firma como en el sector), es la capacidad de transmitir nuestros valores a través del diseño de sus garras, especialmente diseñadas para que, en conjunto con el diamante al que sujetan, formen el símbolo de la flor del baobab.

“Es complejo plasmar en nuestras joyas toda esta red de valores que hemos tejido poco a poco. El universo David Locco es ambicioso, mágico, natural… pero sobre todo es complejo” -Tatev Zakaryan, Retail Director.

Toda idea requiere un elaborado proceso creativo, de diseño y de fabricación. La colección Deep in Love ha supuesto un viaje de más de seis meses (tan sólo en la fase de diseño) hasta que ha podido llegar a nosotros.

Nada sería posible sin el magnífico trabajo de nuestros diseñadores gráficos y, por supuesto, nuestros joyeros con décadas de experiencia en la orfebrería.

Nuestras pequeñas obras de arte

Se quería llegar a un conjunto de anillos solitarios (tanto para pedidas de mano como complementos para el día a día) únicos y con un brillo especial. Lo hemos conseguido.

El diseño es idéntico entre todos los anillos, lo que cambia es la talla del diamante focal. Por primera vez en nuestra firma, se han incorporado dos tipos de talla más, aparte de la talla brillante: la oval y la princesa.

Trabajando con calidades excelentes en todos nuestros diamantes, independientemente de su talla y su quilataje, la decisión pasa a ser del cliente: ¿qué talla vas a escoger?

Venus e Iris, el clásico brillante

La talla brillante (también conocida como “redonda”) es la clásica en la mayoría de anillos de compromiso. Su popularidad no es azarosa ni devalúa sus características: la brillante, gracias a la complejidad de su corte y sus facetas, es conocida por ser la que mejor refleja la luz.

Venus, diosa latina del amor, asistía a los mortales en sus romances. Nuestra Venus ha venido para convertir sus sentimientos más profundos en un “sí, quiero”.

Iris, su hermana melliza (también en talla brillante pero con diamantes incrustados en el aro), es reminiscente del arco iris, aquel fenómeno de nombre griego capaz de transformar la luz en infinitos destellos de color.

Desirée y Agatha, el oval más romántico

Unos diamantes que recuerdan a los cuentos de hadas: la suavidad en el trazo, las formas ovaladas y el brillo del oro hacen de esta talla la perfecta para personas especialmente dulces y románticas.

Una talla oval, deseada por todas las miradas que se posan en ella, no podría llevar otro nombre que no fuera “Desirée” (francés para “deseada”). Con unas líneas sinuosas que elevan la belleza de cualquier mano.

Agatha es seductora, pura y sobre todo brillante. El nombre sueco, relacionado con la pureza y el blanco, describe cada faceta de este hermoso anillo.

Lily y Daphne, la princesa guerrera

La talla princesa, al contrario de lo que su nombre pudiera sugerir, dice mucho de la persona que la porta: son mujeres con carácter, fuertes y seguras. Sin dejar de lado la dulzura, este corte refleja la elegancia y la sobriedad en estado puro.

Del latín “lilium”, el lirio es la flor blanca, símbolo de pureza e inocencia. El trabajo de Lily es representar una causa tan bella como es el lujo ético: la reconciliación entre un mundo que busca la exclusividad y uno que defiende los derechos humanos y de nuestra Tierra.

Daphne, hija de dioses y ninfas, fue objeto de los amores de Apolo, dios olímpico de las artes. Abogando por su libertad y su derecho a un amor verdadero, huyó del dios Apolo, siendo transformada por su padre en un árbol de laurel. Tras su desgracia, Apolo tomó la corona de laurel dorada como su símbolo. Con ella se corona a los victoriosos en los Juegos Olímpicos y se conmemora la victoria de Daphne, al conseguir ser libre. El conjunto de diamantes incrustados en el aro (especialmente en su variante de oro amarillo) son el más bonito homenaje a la victoria del amor y la paz.

D
esirée, Agatha, Venus, Iris, Daphne y Lily son David Locco.
Deep in Love es David Locco.